lunes, 17 de enero de 2011

Spot de la semana: "Te quiero, mamá"

Hay anuncios que simplemente venden, y atendemos a ellos cuando nos interesa el producto. Hay anuncios graciosos, que recordamos y compartimos porque nos han hecho pasar un rato agradable. Hay anuncios que nos hacen pensar, y hay anuncios espectaculares o hermosos, que tal vez incluso guardemos, por si algún día nos apetece volver a ver.

El que hoy os ofrezco es un anuncio que nos hace mejores; o, si queréis, que suscita en nosotros el deseo de ser mejores. Nos descubre la belleza del amor, del cariño de una hija por su madre; un cariño más hermoso y más puro cuando sabemos que la madre... es ciega.

Ojalá en el nuevo año nos encontremos con más anuncios como éste de la empresa de Telecomunicaciones ETB, en Bogotá (Colombia). Y ojalá, gracias a nuestro esfuerzo y cariño, nuestros hijos se parezcan cada vez más a la niña de esta preciosa historia. Feliz 2011.

3 comentarios:

  1. Genial el anuncio. Eso si es comunicación y de la mejor.
    Gracias Alfonso.
    Rafa Cañizares

    ResponderEliminar
  2. Mª José Fernández17 de enero de 2011, 17:52

    Precioso, como dices nos mueve el corazón y saca lo mejor de nosotros, habría que ver este tipo de anuncios todos los días, porque nos alimentan y nos enriquecen, y directamente hacerse el propósito de no oír la noticias porque nos envilecen, no hay noticia buena, ¿se lo propondran para que sea así?

    ¿A nadie se le ha ocurrido hacer un Telediario únicamente con noticias buenas?

    Gracias, Alfonso, por tu granito de arena, si no lo tuviéramos, lo echaríamos de menos

    ResponderEliminar
  3. Mª José:

    Sería un gran proyecto eso que tú propones: un Telediario que sólo aportase noticias buenas, entrañables, enriquecedoras. Pero, como decía la canción, me temo que son "malos tiempos para la lírica".

    Sí, el anuncio es precioso. Y lo es no sólo porque nos conmueve, sino porque saca lo mejor de nosotros mismos.

    Gracias por tu granito de arena. Yo intentaré que ninguna semana falte el mío. Sería el primero en echarlo en falta.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar