jueves, 17 de diciembre de 2020

Queridos amigos:

Ese año 2020 hemos vivido meses difíciles, que han sido desconcertantes o agobiantes con situaciones a veces críticas. Directa o indirectamente, todos hemos padecido la pandemia, y hemos sufrido sus consecuencias en la familia, los amigos o los compañeros de trabajo.
Todo eso es verdad. Pero también lo es que esta situación ha sacado lo mejor de cada uno. Nuestros sanitarios y enfermeras se dejaron la vida por salvar las de otros; muchos vecinos, que casi no se conocían, cantaron juntos de balcón a balcón y se hicieron amigos para siempre; y los jóvenes, siempre criticados de indolentes, se volvieron responsables ante la crisis y cuidaron de sus abuelos y de los más vulnerables con una dedicación sorprendente.
En mi universidad vivimos una situación sin precedentes. De la noche a la mañana, los profesores tuvimos que cambiar nuestros métodos docentes e impartir clases por Internet. No estábamos preparados, pero aprendimos con empeño e ilusión, y no dejamos de dar clase ni un solo día. También el PAS y los distintos servicios afrontaron una situación completamente nueva, teletrabajando desde casa, con sus ordenadores, muchas veces sin acceso a los documentos, a las plantillas o a los horarios de clases. Los alumnos agradecieron este esfuerzo, y ellos mismos, desde sus casas, siguieron las clases confinados: con buena o mala conexión, a veces mientras atendían a sus abuelos o a sus hermanos pequeños. E hicieron trabajos prácticos como pudieron, grabando con sus teléfonos móviles y editando en sus portátiles. Y ahí están esos telediarios y esos programas que son una respuesta maravillosa a ese coronavirus que les impidió utilizar el plató.
Ahora llega la Navidad, y con ella la esperanza. No solo porque se anuncian las primeras vacunas, sino porque llega el mejor de los anuncios: la noticia de la Navidad, la más luminosa y alegre, la única verdaderamente importante... La que merece ser recordada y celebrada por todos los hombres en todas las culturas. En la tele, en Internet o en los periódicos quizás salga lo más superficial de ella (festejos, cotillones), pero es en los mails, los whatsapps y los mensajes navideños, en las felicitaciones y los encuentros familiares -¡gran fracaso de los medios de comunicación!- donde esta Noticia crece y se comunica, entrañable y amorosamente. Porque la comunicación, o es humana y en favor de las personas, o no es nada. Y en Navidad nos comunicaremos de verdad, porque este tiempo es reacio a las fake news.
Que paséis unas muy felices Navidades, y que los Reyes Magos traigan los mejores regalos: ante todo, la paz y el amor; y, para todos, la salud. Que se acaben el terrorismo, la violencia y el paro; que acabemos con el hambre, las guerras y la falta de solidaridad; que la familia –tan castigada– vuelva a ser defendida por las instituciones, y pueda estar siempre unida y feliz; que se respete la vida, también cuando es débil o terminal, y sepamos cuidar siempre a nuestros mayores; que respetemos y cuidemos el planeta, comprometidos con la sostenibilidad; que todos podamos dar a nuestros hijos una educación conforme a nuestras creencias, y que haya ilusión, amor y esperanza en todos los hogares. Personalmente, me contentaré con el regalo de veros más a menudo.
A pesar de todo lo vivido, gracias por el 2020. Y que seamos un poco mejores en el 2021. Sobre todo, que no perdamos nunca la sonrisa.
Un fuerte abrazo navideño,
Alfonso Méndiz

viernes, 11 de diciembre de 2020

NOS: "Esta Navidad nada nos puede separar"

El tiempo de Navidad es una época mágica que invita al encuentro, al recuerdo de los seres queridos y a renovar la ilusión. Por eso nos ayuda a sacar lo mejor de nosotros mismos y nos invita a darnos, como regalo, a los demás. Por eso es una época en que los anuncios se embellecen de ternura y afecto. 
Este año en particular, por todo lo que hemos pasado, es natural que las emociones estén más presentes que nunca en la publicidad. Por eso la campaña lanzada por NOS, una empresa portuguesa de telecomunicaciones, ha tenido muchísimo impacto en su país: porque nos recuerda a los seres queridos que están lejos y nos transmite el deseo de estar muy unidos. Una campaña muy emotiva que tiene por lema: "Esta Navidad, nada nos puede separar”. 
El spot cuenta la tierna relación entre un abuelo y su nieta en la época navideña, aunque marcada por la distancia social. Están separados, pero ellos descubren una manera de estar unidos gracias a la tecnología y a un oso de peluche que la niña olvidó en la casa del abuelo. Éste decide tratar al peluche como si fuera su nieta y así los dos se imaginan cómo habrían sido las Navidades si estuviesen estado juntos. Con ingenio, la relación se hace viva mediante fotos, mensajes y videollamadas, pero llega la víspera de la Navidad y el abuelo comprende que debe devolver el osito a su legítima dueña, y decide enviárselo como regalo... 
La campaña de NOS, que ha conmovido tanto a los portugueses, nos recuerda que muchos no pasarán la Navidad con sus seres queridos, por las restricciones y el riesgo de contagio del virus, sobre todo en el caso de los abuelos. Y nos invita, de manera especial, a tenerlos muy presentes en nuestro recuerdo, en nuestras llamadas y en nuestro afecto. Un bello anuncio con valores que nos ayuda a prepararnos para la Navidad 2020.

Las diez mejores películas sobre la Navidad

Aunque falten dos semanas, para muchos la Navidad está ya a las puertas. Las calles están adornadas e iluminadas, y todos los comercios nos recuerdan que ya es tiempo de hacer regalos...

En este contexto, dentro de poco empezará a programarse en televisión un particular género televisivo que podríamos denominar películas navideñas. Estas cintas incorporan algunos de los valores más típicamente cristianos: el sentido de la Navidad, la conversión a lo "Scrooge" (el personaje de Dickens), los deseos de felicidad, el reencuentro familiar, o el anhelo de retornar a la inocencia y a la infancia.

Como sugerencia para ver en casa durante estas próximas semanas, incluyo mi personal lista de "las diez mejores películas sobre la Navidad": incluye filmes familiares, y cintas clásicas junto a películas más recientes. Todas ellas son fáciles de encontrar en las plataformas o en los videoclubs.

1. ¡Qué bello es vivir! (1946), de Frank Capra. La víspera de Navidad, George Bailey está con el agua al cuello. Toda su vida ha renunciado a proyectos personales para ayudar a su comunidad; pero ahora el banco que ha creado para socorrer a la gente está al borde la quiebra, y Bailey va a un puente dispuesto a arrojarse al agua, pensando que todos sus esfuerzos han sido en balde. La repentina aparición de Clarence, un ángel que todavía no se ha ganado las alas, le hará ver cómo hubiera sido la vida de su familia y sus amigos si él no hubiese existido. Número uno indiscutible del género, que sigue transmitiendo esperanza y optimismo a públicos de todas las culturas.

2. La Natividad (2006), de Catherine Hardwicke. Recrea con acierto los escenarios, costumbres y utillaje de la época en que nació Cristo. Bien ambientada y narrada, aunque falla un poco en el retrato de la Virgen, que aparece siempre tímida e introvertida. Con todo, una buena preparación para vivir el sentido religioso de la Navidad.

3. Las Crónicas de Narnia (2005), de Andrew Adamson. Todo un clásico de la literatura infantil, escrito por C. S. Lewis. Durante la II Guerra Mundial, cuatro hermanos ingleses son enviados a una casa de campo para huir de los bombardeos alemanes. Un día, mientras juegan al escondite, la pequeña Lucy se esconde en un armario y de repente aparece en Narnia, un mundo fantástico que vive un invierno perpetuo. Cuando vuelva al caserón, nadie creerá su increíble aventura. Pero Narnia lanzará más mensajes a los niños, porque necesita de su inocencia para ser redimido. Y en esa misión encontrarán al majestuoso león Aslan, una respetuosa analogía del personaje de Jesucristo. Filme brillante, con excelente dirección artística, que gustará a niños y adultos, y que aúna simbolismo cristiano junto a una gran aventura épica.

4. Maktub (2011), de Paco Arango. Manolo atraviesa una grave crisis en su matrimonio. Un día, cercano a la Navidad, conoce a Antonio, un chico con cáncer que tiene unas extraordinarias ganas de vivir, y eso le cambia la vida. Esta película familiar, con formato de cuento navideño, logra divertir y conmover, apelando a los buenos sentimientos. El director propone una fábula con enseñanzas claras sobre el sentido de la vida y la enfermedad, hablando sin complejos de la muerte, la trascendencia, el amor, la familia, la capacidad de perdonar, la fidelidad y las relaciones entre padres e hijos. Una gran opción para jóvenes y adultos.

5. De ilusión también se vive (1947), de George Seaton. Cercana la Navidad, la jefa de unos grandes almacenes contrata a un viejecito barbudo y simpático para que haga de Santa Claus. El anciano acapara pronto la atención de todos por su derroche de simpatía, y también porque afirma que es el verdadero Santa Claus. Aprovechando esa afirmación y su creciente popularidad, la jefa quiere devolver a todos los ciudadanos el auténtico sentido de la Navidad, incluyendo a su hija, muy reacia al optimismo navideño. Cinta entrañable, nominada a los Oscar, donde se hace una dura crítica al consumismo que, en ocasiones, se antepone en estas fechas al verdadero significado de la Navidad.

6. Family man (2000), de Brett Ratner. Entrañable fábula sobre un personaje que prefirió alcanzar el éxito en vez de casarse con la chica de sus sueños. En vísperas de Navidad, sólo y sin familia, tiene un extraño encuentro con su “Ángel de la guarda” que le hará ver lo que podría haber sido su vida si hubiera sido generoso: hubiera tenido un matrimonio feliz, un hogar y unos hijos que le hubieran llenado de esa felicidad que ahora echa en falta.

7. Cuento de Navidad (2009), de Robert Zemeckis. Scrooge es un comerciante avaro, malhumorado y gruñón que trata con desprecio a su fiel empleado Bob y a su alegre sobrino. El día de Nochevieja, enfadado porque la gente compra regalos para los demás en vez de ahorrar, recibe la visita la visita de 3 espíritus (las Navidades pasadas, las futuras y las presentes) que le llevan a un prodigioso viaje hacia su corazón en el que descubre las verdades que siempre se ha negado a ver. Su alma se convierte al fin, y se abre a los demás y al mensaje alegre de la Navidad. Adaptación del clásico de Charles Dickens en una fantástica versión animada. Ideal para ver en familia con los hijos.

8. Polar Express (2005), de Robert Zemeckis. Un niño que ha perdido la ilusión de la Navidad se ve metido en un tren rumbo al Polo Norte, para conocer a Santa Claus. A través del viaje, plagado de increíbles aventuras, misterios y canciones , el protagonista viajará a un lugar mucho más escondido e importante, el de su propio corazón. Excelente película de animación en 3 D.

9. Solo en casa (1990), de Chris Columbus. Kevin, un niño de ocho años de una familia numerosa, se queda accidentalmente abandonado en su casa cuando toda la familia se marcha a pasar las vacaciones a Francia. Kevin aprende a valerse por sí mismo e incluso a protegerse de dos ladrones que se proponen asaltar todas las casas vacías de su vecindario. En cuanto su madre lo echa en falta, regresa apresuradamente a Chicago para recuperar a su hijo. La Navidad –ese es el mensaje– es para vivirla en familia ,y en esa fecha nadie debería quedarse “solo en casa”.

10. Feliz Navidad (2005), de Christian Carion. Narra lo que sucedió el 24 de diciembre de 1914 en el frente de Ypres (Bélgica), durante la Primera Guerra Mundial. Se decretó una tregua para esa noche que implicaba permanecer en los puestos sin disparo alguno, pero las tropas alemanas iniciaron un villancico, y las tropas británicas respondieron con "Adeste fideles". Luego intercambiaron gritos de alegría y deseos de una feliz Navidad para todos. Al poco, hubo encuentros de unos y otros en la tierra de nadie, y allí se intercambiaron regalos y recuperaron a los caídos. Celebraron funerales con soldados de ambos bandos, llorando las pérdidas y ofreciéndose mutuamente el pésame. Una gran lección de solidaridad cristiana.

jueves, 3 de diciembre de 2020

"Mesas conectadas" para las cenas de Navidad

¿Y si este año no tuvieras que renunciar a la cena de empresa? “Mesas Conectadas” es una iniciativa que combina creatividad y tecnología para que todas las empresas puedan celebrar su cena de Navidad también este año y, entre todos, apoyemos a la hostelería.

domingo, 29 de noviembre de 2020

Estreno de "Rocca cambia el mundo": Mejor Película Infantil en Alemania

(JUAN JESÚS DE CÓZAR) Un título rotundo para una de las mejores películas familiares europeas de la última década, que se estrena en nuestro país el próximo 4 de diciembre. Reconocida como Mejor Película Infantil en los Premios del Cine Alemán 2019 y segunda más votada en los Premios del Público Joven de la Academia del Cine Europeo 2020, Rocca cambia el mundo es uno de esos filmes que muchos profesores desearían que viesen sus alumnos… con sus padres. Una cinta que atesora abundantes elementos didácticos y educativos, con un enfoque enormemente positivo, llena de acción y muy divertida. 
Pero, ¿quién es Rocca? Pues una niña de 11 años valiente y alegre, con una trayectoria algo peculiar. Ha vivido con su padre, astronauta, en el espacio exterior y ahora debe trasladarse a la casa de su abuela en Hamburgo para acudir a un colegio normal por primera vez en su vida. Rocca destaca enseguida por su inteligencia, su simpatía y su actitud despreocupada e inconformista. Pero a la vez es una chica sensible y responsable, respetuosa con la naturaleza, que sabe hacerse amiga de los ‘sin techo’ a los que trata de ayudar, y que no teme enfrentarse a los acosadores de la clase, porque defiende la justicia contra viento y marea. 
El guion pone sobre el tapete una serie de sugestivas cuestiones que nos pueden afectar a todos, niños jóvenes y adultos: la presencia-ausencia de los padres en el hogar; el bullying y el ciberacoso; la soledad y la incomunicación; los miedos, los prejuicios y los remordimientos; las desigualdades sociales; el uso-abuso de las redes sociales… Pero también el valor de la amistad y de la sinceridad, la alegría de rectificar, la generosidad para ocuparse de los más desfavorecidos o la responsabilidad en el cuidado del medio ambiente. Chapó por la directora, Katja Benrath, que ha sabido presentar este mosaico vital de una forma accesible, emocionante y entretenida, y regarlo con un contagioso entusiasmo y grandes dosis de buen humor. 
El reparto infantil cumple con creces y la expresiva Luna Maxeiner se transforma en una Rocca encantadora. Estupendos también los secundarios adultos, con la veterana Barbara Sukowa (la protagonista de Hannah Arendt, 2012) en el papel de abuela. Un montaje rítmico y el moderno envoltorio musical completan el notable nivel técnico del filme. 
Rocca, la niña, no es ni repipi ni perfecta, pero sí una luchadora rebosante de optimismo. Ella no lo sabe pero, con sus amigos, está cambiando el mundo. La película propone un realismo idealista, tan necesario en la cinematografía actual. Porque, ¿no cumple el cine también su misión cuando nos hace soñar con un mundo mejor?

Spot navideño de Disney: "El amor es una brújula"

Disney ha lanzado una campaña de Navidad que ha emocionado a muchas familias en Estados Unidos. Se trata de una historia que recorre varias generaciones, y en la que se palpa un amor genuino entre una abuela y su nieta
El spot arranca en 1940, cuando una niña de pocos años, Lola, recibe de su padre un sorprendente regalo navideño: un muñeco de Micky Mouse, emblema de la Compañía, que por aquella época empezaba a hacerse famoso. Damos un salto de varias décadas -estamos en 2005- y Lola es ahora una abuela septuagenaria que, en el día de Navidad, regala a su nieta un muñeco idéntico de Micky Mouse. Sin duda, Disney quiere sugerir que sus famosos personajes siguen viviendo en el corazón de las nuevas generaciones, por muy tecnológicas que sean. 
En un tenue transcurrir del tiempo, vemos varias Navidades compartidas entre las dos, con una nieta que cada vez es más adolescente, más joven, más mujer. Año tras año, decoran la casa con estrellas y viven la Navidad con la ilusión renovada. Un día, el Micky Mouse que le regaló Lola pierde una de sus grandes orejas, y la nieta desecha el regalo, sin darse cuenta de que, con ello, ha herido profundamente los sentimientos de su abuela… 
No quiero destripar el final. Te invito a que lo veas y comprendas el mensaje de la preciosa canción que se escucha de fondo: “Love is a Compass” (“El amor es una brújula”), compuesta por la cantante británica Griff. La versión española está interpretada por Ana Guerra, y se ha retitulado “Tu amor es la guía”. 
Como señala Tasia Filippatos, vicepresidenta de Disney para toda Europa: “La Navidad es un momento para dar. Nuestro objetivo era contar una historia universal que inspire al público a través de la familia, del amor entre generaciones y de las tradiciones navideñas”.
Ciertamente, la Navidad es una buena época para la publicidad con valores. Ojalá tuviéramos una publicidad así los doce meses del año.

lunes, 23 de noviembre de 2020

Spots del confinamiento (1): IKEA: "Tu casa tiene algo que decirte"

 

Comienzo hoy el análisis de algunas campañas con valores que nos animaron e inspiraron durante el confinamiento. Su mensaje sigue siendo actual, y por eso he querido compartirlas con vosotros. Ésta es la primera. Que la disfrutéis.
Durante casi tres meses, nos vimos confinados en nuestras casas sin poder salir a la calle. La pandemia nos hizo pasar más tiempo en el hogar que nunca antes en nuestras vidas. Por eso, algunas marcas –como IKEA– convirtieron el problema en oportunidad, haciéndonos descubrir la importancia que nuestra casa ha tenido en toda nuestra existencia, desde que nacimos. 
El spot dio voz a nuestro hogar, que nos habló en estos días tan complicados como un verdadero amigo: “Hola, soy tu casa. Soy tu hogar. Sigo siendo el espacio donde han crecido tus hijos, donde has celebrado las buenas noticias y te has refugiado de las malas. Soy el lugar donde eres tú mismo. ¿Te acuerdas de cuando nos conocimos?...” 
El famoso eslogan de la marca cobra ahora una inesperada actualidad y una entrañable emoción: “Ahora más que nunca, nada como el hogar para amue-blarnos la cabeza”.
Gracias por parar, por cambiar tu forma de trabajar y de vivir, por renunciar a tu ocio y pasar más tiempo con tus hijos, por buscar alternativas al abatimiento y por intentar siempre ser lo más positivo posible. “Muchas gracias por quedarte en casa”, resume Ikea en este anuncio que nos hace vivir, en una sucesión de imágenes, los momentos más emblemáticos que hemos compartido en nuestra casa. 
El hogar siempre ha sido nuestro refugio, pero ahora, además, va a ser nuestro mejor aliado para protegernos a nosotros y a los nuestros”, rezaba en aquel entonces un comunicado de la marca. Y añadía que el spot quería ser “un pequeño homenaje a nuestro hogar que va a ser el lugar que nos va a acoger y arropar durante las próximas semanas”. El lugar en el que de una manera sencilla e improvisada podremos disfrutar de nuestra familia poniendo mucha imaginación, todo el cariño de que somos capaces, y ejercitando nuestra paciencia con una gran dosis de buen humor. El anuncio termina con una voz maternal y femenina que asegura: “Yo soy tu hogar, y voy a estar para ti aguantando todo lo que venga. – Ikea”.



jueves, 19 de noviembre de 2020

Coca-Cola: “Esta Navidad, el mejor regalo eres tú”

La campaña navideña de Coca-Cola, titulada “La Carta”, es todo un canto a la inocencia y al amor familiar. Cuenta la apasionante aventura de un padre para conseguir llevar la carta de su hija hasta el Polo Norte, hasta la casa de Papa Nöel, antes de que sea demasiado tarde. Nuestro protagonista debe atravesar bosques, escalar laderas abruptas y navegar entre témpanos de hielo. ¿Lo conseguirá? 
Todos pensamos que sí, pero –de repente– vemos que el padre se queda sin poder entregar la carta… El anuncio, ya lo adelanto, acaba bien; y el regalo de la hija llega a tiempo. Porque en la Navidad, -ese es el mensaje de Coca-Cola- “lo más importante es estar presentes en la vida de las personas que nos importan”. 
Coca-Cola recupera en esta campaña el conocido “camión de reparto”, que apareció por vez primera en la Navidad de 1995. Y es que la firma está de aniversario: celebra el centenario de su primera campaña navideña. Con la actual, dirigida por el ganador del Oscar Taika Waitiki y producida por la agencia Wieden + Kennedy, quiere transmitirnos un mensaje familiar y optimista, y recordarnos a todos que el mejor regalo a nuestros seres queridos es compartir con ellos los detalles mágicos de la Navidad: hacernos presentes, dedicarles nuestra atención, y nuestra sonrisa, y nuestro cariño. Sobre todo, dedicarles tiempo. De ahí el lema de toda la campaña: “Esta Navidad, el mejor regalo eres tú”.
Como aconsejan los creadores del spot, “esta Navidad, regala algo que solo tú puedes dar. Ya sea en persona, a través de una videollamada o simplemente con un mensaje rápido: Sacar tiempo para tus seres queridos es lo que hace que la Navidad sea realmente la época más especial del año”. 
Eso mismo pienso yo. Por eso, con este artículo quiero desearos a todos ¡una familiar, entrañable y muy feliz Navidad!

viernes, 13 de noviembre de 2020

Lotería de Navidad: "Compartir como siempre. Compartir como nunca"

 

Todos los años, el anuncio de Lotería de Navidad marca el comienzo de los spots navideños. Con él empieza una temporada mágica, en la que los anuncios sacan lo mejor de nosotros. Sin duda, el spot de la Lotería es uno de los más esperados. Y esta vez, se presenta en una doble versión: “Hermanos” y “Vecinas”. Ambos actualizan su claim habitual, que invita a compartir felicidad, en un doble lema publicitario: “Compartir como siempre. Compartir como nunca”.

Como siempre. Porque En ambos spots, Lotería de Navidad cuenta varias historias que se entrelazan en el tiempo. Esas historias conforman una gran retrospectiva histórica que hace ver como este sorteo –tan esperado el 22 de diciembre– ha estado siempre presente en la vida de los españoles y ha marcado los momentos clave de muchas familias.  Como nunca, porque ambos anuncios aluden a la necesidad de compartir cuando, como ahora, nos vemos abocados a la separación.


En el spot “Vecinas” se alude a escenas entrañables que hemos vivido en estos meses de confinamiento, como esa vecina a la que no conocíamos y con la que hemos charlado de balcón a balcón con total confianza. En “Hermanos”, se visualiza la distancia de dos hermanos separados a raíz de la pandemia y que se reconcilian compartiendo un décimo de Navidad.

Los dos anuncios comienzan en una estación de tren de los años 40, cuando un padre se despide de su hijo en el andén de una pequeña aldea. Ese tren, que durante décadas ha permitido a las familias reunirse por Navidad, es aquí el símbolo de la separación, porque el hijo se marcha a la gran ciudad y ya no volverá en décadas. Poco después, dos novios se encuentran por Navidad, y él muestra un décimo a ella soñando con poder casarse. Ya en los 50, un trabajador de una fábrica recibe un décimo de lotería en la carta que le escribe su mujer desde el pueblo: de nuevo la separación, metáfora de nuestro confinamiento


En los 60, una madre regala un décimo a su hija embarazada: “¿Y esto?”, pregunta. “Para el bebé”, sonríe la madre. Y más, más historias: varias compañeras de trabajo en los 70, un hijo y su madre en los 80, un tendero y su cliente en los 90...,  ¡hasta un guiño al famoso Calvo de los anuncios de Lotería a final del siglo pasado! Todos comparten un décimo al felicitarse por Navidad.

Así hasta el momento presente, marcado por la pandemia. No quiero hacer un spoiler, pero sin duda el final de cada historia te emocionará. Aunque aún falta mes y medio para celebrarlo, ¡qué bueno es que empecemos a descubrir –gracias a la publicidad con valores– lo hermoso, entrañable e inspirador que es para todos la Navidad.



Amazon: "The show must go on"

La Navidad llega este año rodeada de incertidumbre. No sabemos si podremos reunirnos todos, si podremos celebrarlo con los abuelos, si podremos –siquiera– trasla-darnos para el tan ansiado encuentro. Pero la pandemia que tanto nos inquieta ha sacado de nosotros, nuestra mejor cara, y ha hecho que descubramos el valor auténtico de la solidaridad. Médicos y enfermeras que se dejaban la piel por salvarnos a todos, vecinos que antes apenas se conocían y ahora cantan de balcón a balcón, y se hacen amigos para siempre; jóvenes que se vuelven más responsables y cuidan de sus abuelos y de los más vulnerables… 


En este “redescubrimiento” de lo que es importante en la vida, las campañas adelantadas para la Navidad están teniendo un papel importante. Entre ellas cabe destacar la de Amazon, titulada “The show must go on”, que refleja ese apoyo vecinal –del barrio, de los amigos, de las familias– que nos ha hecho fuertes durante la pandemia y ha evitado que nos vengamos abajo


El spot cuenta la historia de una joven bailarina de ballet que ha sido elegida para el papel protagonista de la función de su escuela. Pero, cuando está preparando la obra, la pandemia llega y la tan ansiada función se queda en suspenso. No obstante, ella asume el desafío y continúa ensayando en el vecindario, con la esperanza de que las cosas vuelvan a la normalidad. Finalmente, la actuación se cancela y en un momento dramático, le vemos llorar desesperanzada. 


Pero, como dice el título del spot (y la canción interpretada por Melina Matrsouka, del grupo Queen), el show debe continuar. Por eso, su hermana, sus familiares y todos sus vecinos se reúnen en secreto para conseguir que la bailarina pueda actuar frente a una audiencia y pueda mostrar lo que lleva semanas practicando. Esa función especial, a la que asisten todos sus amigos desde los balcones -una imagen que ha sido recurrente durante el confinamiento- es una auténtica metáfora de la solidaridad y el cariño que nos ha hecho crecer y madurar en estos meses pasados. 


El anuncio, creado por Lucky Generals, está protagonizado por la bailarina francesa Taïs Vinolo, que revive en esas imágenes su historia de superación: de niña y adolescente tuvo que vencer muchos obstáculos para convertirse en bailarina de ballet precisamente por el color de su piel. 

La Navidad está en el fondo y en el espíritu de este anuncio. Como relata Simon Morris, vicepresidente de creatividad global de Amazon, «nuestra campaña navideña está inspirada y rinde homenaje al espíritu humano inmejorable y al poder de la comunidad que hemos presenciado tan a menudo este año».




sábado, 2 de mayo de 2020

"Wojtila: La investigación" (Estreno online en su centenario)

(JUAN JESÚS DE CÓZAR) El próximo 18 de mayo se cumplirá el primer centenario del nacimiento de San Juan Pablo II. Una fecha que llevaba tiempo en la mente del periodista y escritor José María Zavala. La cercanía del aniversario le percutió como una ilusionante y recurrente idea. Y la idea acaba de materializarse en su tercera incursión en el mundo audiovisual, tras “El misterio del Padre Pío” y “Renacidos”. La película documental se titula “Wojtyla: La investigación” y se estrenará online el próximo 8 de mayo. Para su visionado, en régimen de alquiler, se ha de rellenar el formulario que la distribuidora European Dreams Factory ha insertado en su página web (www.edreamsfactory.es).

Si la edición de un largometraje siempre es una labor compleja y laboriosa, es fácil imaginar la dificultad añadida que el confinamiento habrá supuesto para Zavala, que el pasado 14 de marzo se encontraba en plena fase de posproducción. Gracias a las nuevas tecnologías y a un intenso trabajo de equipo, la película ha podido ser culminada a tiempo y se erige como un magnífico homenaje al Papa más mediático y cinéfilo de la historia.

La cinta está dividida en tres partes. La primera, la más trepidante, responde bien al término ‘investigación’ incluido en el título. ¿Quién era Karol Wojtyla antes de convertirse en Juan Pablo II? ¿Por qué se le vigilaba? ¿Qué ‘peligrosas’ actividades desarrollaba en Cracovia? Y una vez elegido Papa, ¿por qué ese interés en acabar con su vida el 13 de mayo y en los sucesivos atentados que sufrió? A través de testimonios de quienes le trataron, en especial del Cardenal Stanislaw Dziwisz, de documentos inéditos, de fotografías e imágenes, el espectador entiende bien que sí, que era un hombre, un santo, ‘peligroso’.

La segunda parte nos recuerda su trayectoria como Pontífice y su vigor espiritual: su amor a la Eucaristía y a la Santísima Virgen, su vida de oración, de sacrificio y de entrega. Pero también su alegría, su buen humor, sus ganas de reír… Y su influjo en jóvenes y mayores, en personajes públicos y en gente de la calle. Pero siempre abrazado a la cruz, a una Cruz que no quiso abandonar ni cuando apenas podía sostenerse en pie. Declaraciones de amigos, de sacerdotes y de personas que se beneficiaron de su cariño en vida y de su intercesión desde el cielo. Por último, un original capítulo dedicado a la mirada de San Juan Pablo II: “Te miraba a ti”, coinciden los entrevistados.

San Juan Pablo II El Grande, le han llamado algunos. “Wojtyla: La investigación” justifica bien el apelativo de un Papa santo cuya devoción se extiende por todos los rincones del planeta.

lunes, 20 de abril de 2020

"España te espera": Campaña turística para después del coronavirus

El turismo es uno de los sectores que más va a sufrir las consecuencias económicas del coronavirus. Según las estimaciones más fiables, el turismo –que representa el 12’9% de los empleos españoles– va a perder entre 70.000 y 80.000 millones de euros a causa de la crisis generada por la pandemia, y va a dejar en el paro –al menos, temporalmente– a más de un millón de trabajadores.

Por eso, la industria turística se ha puesto las pilas y ha comenzado a crear campañas “para después de la pandemia”. No puede hacer campañas en contra del confinamiento (y mostrar lindos parajes a los que nadie puede ir), pero sí puede crear un posicionamiento de marca y una conexión emocional con los futuros viajeros.

Algunos países comenzaron a hacerlo desde el primer día. Así, la campaña “Visit Portugal”, del organismo oficial portugués, estuvo ya en la calle el 20 de marzo. Insistía en que nos quedáramos en casa, pero recordaba que los destinos turísticos continuaban allí: esperando a que podamos visitarlos.

Turespaña, el organismo oficial del turismo español, ha cogido esta idea y ha lanzado su campaña con el mismo mensaje. En la presentación, se amparaba en un estudio de Inturea y concluía que las marcas turísticas debían continuar haciendo marketing por dos motivos: porque el uso de redes sociales ha aumentado exponencialmente estos días y porque los consumidores sueñan con el día en que podrán salir de casa.

La propuesta creativa es totalmente emocional. Nos dice que nos quedemos en casa (y así, de paso, se posiciona junto a todos los mensajes institucionales) pero termina por despertar nuestro anhelo de hacer turismo. Porque –como dice el lema de la campaña- “España te espera”. Sigue ahí, con el cariño de siempre: con sus playas hermosas, sus monumentos de ensueño y sus noches mágicas. “Pase lo que pase, tu casa siempre te está esperando”.

Una bella promesa que, sin inquietarnos, nos invita a soñar.

martes, 10 de marzo de 2020

Lancôme: ¿Sabemos ser felices?

La casa de perfumes Lancôme, en su primer trabajo con la agencia creativa Havas, acaba de lanzar un precioso anuncio en torno al concepto de felicidad (siguiendo en esto la consolidada propuesta de Coca-cola). La campaña invita a los espectadores a preguntarse si sabemos ser felices y en qué cosas ponemos la felicidad. El spot se ha lanzado en las redes sociales de la marca antes de dar el salto a la televisión y de completar la campaña con otras piezas gráficas.

La idea creativa parte de un encuesta reciente: una de cada tres mujeres declara no sentirse feliz. A partir de ahí, el spot apela a la capacidad que tenemos para encontrar la felicidad en las pequeñas cosas y hace que el espectador se pregunte: ¿Si viera mi vida desde fuera, me daría cuenta de lo feliz que soy? ¿Sé descubrir la felicidad en lo ordinario: en la familia, en el trabajo, en la amistad…? La conclusión es que cualquiera de nosotros puede poner en marcha el motor de la felicidad, pero primero ha de mirar hacia dentro de sí mismo y preguntarse: ¿realmente soy feliz?

Según el estudio realizado por Lancôme a principios de 2019, el concepto de felicidad en la mujer española se ha transformado. En vez de “salud, dinero y amor”, lo que ahora queremos es “micro-momentos de felicidad”. Y, sobre todo, deseamos compartir la dicha con los demás para, de esa forma, multiplicarla.

Por eso, el anuncio concluye con una bonita afirmación: La vida está hecha de micro-momentos que nos hacen felices si sabemos disfrutarlos. Instantes que transcurren mientras pasamos tiempo con los demás: cuando viajamos, cuando compartimos cosas, cuando hacemos algo por los demás.

Me ha encantado descubrir este anuncio, gracias a la sugerencia de unas alumnas mías de 2º de Comunicación Audiovisual en UIC Barcelona: Laura Castro, Berta Aliaga, David Cañete y Valeria Gálvez. Como trabajo para clase, tenían que comentar una campaña reciente que aportara valores e ideas nuevas, y ellas han escogido este spot de Lancôme, que tiene –además– una música muy sugestiva.

El relato es sencillo (¡de nuevo el storytelling!), y rebosa emoción y ternura. ¡Bravo por esta publicidad con valores!

jueves, 5 de marzo de 2020

"Especiales": La grandeza de los niños diferentes

(JUAN JESÚS DE CÓZAR).- Que la persona, con su especial dignidad, ocupe el centro de una obra artística es siempre una gran noticia. No es que el término dignidad no pueda aplicarse en otros supuestos, pero stricto sensu le corresponde a cada hombre y a cada mujer desde su concepción hasta su extinción natural. Y además, nadie es más digno que nadie. Pues bien, cuando una película como "Especiales", de los franceses Olivier Nakache y Éric Toledano, concentra su mirada en la generosa atención de niños y jóvenes que padecen TEA (Trastorno del Espectro Autista) solo queda aplaudir. Pero si además esa mirada ilumina valores como la ternura, la abnegación, el olvido de uno mismo o la magnanimidad, entonces… hay que volver a aplaudir.

El binomio Nakache-Toledano, que triunfó en media Europa con "Intocable" (2011), relata ahora en "Especiales" la labor que dos entidades no gubernamentales de la Francia actual realizan con unos seres tan delicados y tan indescifrables a veces como son los autistas. Bruno y Malik, judío y musulmán respectivamente, son los líderes de ambas organizaciones. Siempre al borde de la quiebra, a ambos les va la vida en lo que hacen. Además, ayudan en la inserción de jóvenes de pasado difícil reclutándolos como voluntarios. Agotador. Y apasionante.

Los inspectores oficiales vigilarán concienzudamente las andanzas de Bruno y Malik para que cumplan los requisitos legales; pero ellos saben que estos enfermos solo mejoran si los cuidadores saben poner el corazón en su tarea, algo muy difícil de gestionar en los organismos institucionales. Para reforzar esta idea, la cinta late al compás de la banda sonora del dúo germano-suizo Grandbrothers. Una música electrónica rítmica que mezcla piano y percusión, y que impulsa el desarrollo de la historia como un marcapasos al corazón.

La narración contiene momentos dramáticos, pero el tono es siempre amable, optimista y puntualmente divertido. Se intuyen también, aunque no se mencionen expresamente, las motivaciones religiosas que alientan la tenacidad de los dos protagonistas. Vincent Cassel (Bruno) y Reda Kateb (Malik) viven sus papeles, que les exigen un derroche de simpatía, energía y humanidad. Unas cualidades que atesoran los responsables en la vida real de las ONGs recreadas en la pantalla: Stéphane Benhamou y Daoud Tatou.

Hay quienes han comparado “Especiales” con “Campeones”, la cinta de Fesser. Pero, en realidad, los planteamientos son distintos. “Campeones” usa el humor como medio y remedio. “Especiales” es más profunda y, sobre todo, conmueve y remueve.



lunes, 24 de febrero de 2020

"Granjas familiares", nueva campaña de Danone: Naturaleza, tradición y familia

Con la campaña “Granjas familiares”, Danone quiere acercar su marca a las familias. Al mismo tiempo, quiere rendir un sentido homenaje a las familias de ganaderos que colaboran con la marca desde hace años.

A través de historias reales de familias que cuidan y ordeñan vacas en el medio rural, la empresa de productos lácteos busca reflejar que “el secreto de cuidar una granja es el mismo que el de cuidar una familia”. Con creatividad de Wunderman Thompson y planificación de medios de Mediacom, la campaña busca visibilizar el origen de la leche con la que se producen sus yogures y la importancia de estas familias ganaderas en el proceso de fabricación. De este modo, Danone quiere reforzar su imagen de cercanía, calidad y naturaleza.

Tras la celebración del centenario de la empresa, queríamos recuperar la historia de amor entre un padre y un hijo, y trasladarla también a los ganaderos con los que colaboramos. Reflejar la apuesta permanente de Danone por la naturaleza y la leche de proximidad”, señala Cristina Kenz, vicepresidenta de marketing de productos lácteos de Danone.

Este primer spot de la campaña está protagonizado por la familia Ruiz, que lleva más de 80 años colaborando con la compañía. El anuncio refleja un paralelismo entre el cuidado de una granja y el cuidado de la familia; con este relato familiar, busca establecer una conexión emocional con los padres y madres que compran estos productos para sus hijos.

Naturaleza, tradición y familia se funden en este spot, que es un canto a la infancia y a la vida sana. Un ejemplo más de que la “publicidad con valores” logra conectar con la audiencia y sigue siendo eficaz.

domingo, 23 de febrero de 2020

"Volando juntos": cine, ecología y familia

(JUAN JESÚS DE CÓZAR) El francés Christian Moullec lleva más de 20 años trabajando en la observación y seguimiento de aves migratorias. Para sus investigaciones suele utilizar un ultraligero, pequeño avión modelo ala delta motorizado que no parece molestar a las aves ni perturbar su itinerario. Uno de sus logros fue establecer una nueva ruta migratoria para los gansos enanos, especie en extinción. Para contar cómo lo hizo, el cineasta, aventurero y escritor Nicolas Vanier ha rodado “Volando juntos”, película encantadora estrenada a finales de enero, con claros fines ecologistas y un enfoque muy alentador de la familia.

El protagonista de la historia es Thomas (Louis Vazquez) un chico de 14 años hijo de padres separados, que pasará unas semanas con su padre en las marismas de la Camarga, al sur de Francia. Thomas, un pijo en toda regla que vive pegado al móvil, se frustra a las primeras de cambio cuando comprueba que allí no hay cobertura para usar Internet: solo agua, animales… y mosquitos. Su padre, un científico idealista y caótico, ha proyectado un atrevido plan para crear una nueva ruta migratoria que frene la desaparición de los gansos enanos. Un proyecto en el que Thomas se implicará cada vez más, y que le convertirá en el auténtico héroe de una aventura tan arriesgada como apasionante.

Con resonancias al clásico literario “El maravilloso viaje de Nils Holgersson”, de Selma Lagerlöf, Vanier y su equipo de guionistas (entre ellos, el propio Moullec) han urdido una trama de carácter épico, con el objetivo de despertar la conciencia ecologista del público joven, resaltar la capacidad del ser humano para sobreponerse a las dificultades… y entretener. Desde el punto de vista técnico la cinta es un alarde, y regala al espectador unos planos impresionantes del paisaje y de las aves en vuelo junto al ultraligero. Seguramente haya algo de ‘truco’, pero indudablemente ha habido un importante trabajo preparatorio para lograr la convivencia entre los gansos y Thomas, a través del fenómeno de la impregnación, método que muchos conocimos con el visionado del documental “Nómadas del viento” (2001).

Quizá se enfatizan en exceso algunas secuencias a través de la música y la acción se estira demasiado, pero se puede entender lo costoso que debe ser para cualquier director descartar escenas rodadas con tanto esfuerzo y cariño. Estamos por tanto ante un filme descaradamente familiar, con un desenlace optimista que resulta incluso más positivo de lo que podría esperar el espectador. Y es que, para compensar la amargura de ciertas producciones, no vienen mal a veces unas dosis bien despachadas de ‘azúcar cinematográfico’.

martes, 18 de febrero de 2020

SEAT: "Juntos, pueden suceder cosas grandes"

Hace pocas semanas, Seat lanzó en Europa un spot muy emotivo en Navidades para subrayar esta idea: juntos, pueden suceder cosas grandes. Como ha pasado bastante inadvertido, he querido rescatarlo para el blog.

El anuncio, un precioso storytelling de 2 minutos de duración, se titula "The Code" ("El código") y es descrito por la compañía de automóviles como "una historia que celebra la unión entre las personas y la verdadera amistad". Es el relato de una amistad infantil que comienza una mañana, cuando una chica tímida, de pocas palabras, se traslada a un nuevo colegio.

Un chico también tímido, apenas conectado con los demás, siente por ella una especial fascinación. No tienen grandes habilidades comunicativas, pero juntos, son capaces de cosas grandes.

Ella le enseña el lenguaje morse; y, sin palabras, son capaces de comunicarse por las noches, cuando cada uno enciende su linterna en la ventana y se intercambian mensajes de luz. El afecto hace inútiles las palabras; la sonrisa hace superfluo el tono de voz.

La historia de esta silenciosa y luminosa amistad avanza noche tras noche. Hasta que un día, el niño y sus padres se mudan por vacaciones, y la chica queda sumida en la tristeza. El día en que su amigo va al aeropuerto para tomar su vuelo, ella se comunica con la gente de su vecindario para organizar una gran sorpresa. Y de nuevo comprobamos el mensaje de SEAT: “juntos, suceden cosas grandes”. Cuando el niño está en el avión, sobrevolando la ciudad y su querido barrio, recibe un inesperado y sorprendente mensaje. Vemos entonces el rostro de cada uno, plenamente feliz. Y por primera vez les vemos pronunciar unas palabras que van dirigidas no al oído, sino al corazón del otro

El spot, acompañado por una melodía dulce y muy pegadiza, termina con el eslogan de la campaña: "Together, great things can happen”. Y también: “Happy Holidays from Barcelona”. Un buen deseo navideño para esta publicidad con valores.

lunes, 17 de febrero de 2020

"Vida oculta", de Malick: Una oda a la libertad

(JUAN JESÚS DE CÓZAR) Terrence Malick es un director único. Impredecible e inclasificable. Enigmático y genial. Alejado de toda comercialidad, su cine nace a impulsos de su propia evolución interior, intelectual y afectiva. Se explica así que este licenciado en Filosofía por Harvard y Oxford solo hiciera 4 películas en 30 años, de 1969 a 1998. Posteriormente, 7 años de silencio cinematográfico. Y desde 2005 hasta hoy otros 10 filmes. Reconocido en San Sebastián, Cannes y Berlín, puede fascinar e irritar a partes iguales, tanto a la crítica como al público. Pero no cabe duda de que Malick ya tiene un lugar en la historia del cine al menos por tres títulos soberbios: “La delgada línea roja” (1998)”, “El árbol de la vida” (2011) y “Vida oculta” (2019), estrenada esta última en España el pasado 7 de febrero.

Con una duración de 3 horas, “Vida oculta” se centra en los últimos años de la vida del austríaco Franz Jägerstätter, que murió mártir por su oposición al régimen nazi y que fue beatificado en 2007 durante el pontificado de Benedicto XVI. Para muchos (incluido el que escribe) la existencia de este beato, campesino de Radegund, hubiera quedado escondida si no se hubiera hecho esta película. Hombre bueno y sencillo, enamoradísimo de su mujer Fani y padrazo de sus tres hijas, excelente profesional y persona fiel a su conciencia, Franz pasó un auténtico calvario desde que fue movilizado para participar en la Segunda Guerra Mundial y se negó a prestar fidelidad a Hitler.

Interesantísima biografía de este “santo desconocido”, y más en esta época nuestra donde es moneda corriente el relativismo. Pero conviene advertir al potencial espectador que se trata de una cinta muy pausada, que exige una actitud de paciencia meditativa, porque de lo contrario puede sentirse tentado a… salirse de la sala (algo de esto ya ocurrió en algunos cines con “El árbol de la vida”). Dicho esto y si se acepta el reto, hay que decir que estamos ante un producto mayúsculo, no solo desde el punto de vista espiritual sino también en el aspecto cinematográfico: bellísimas imágenes de una naturaleza que oscila desde la inclemencia a la luminosidad, interpretaciones formidables, cuidada ambientación, extraordinaria música de James Newton Howard acompañada por piezas de Dvorak, Gorecki, Händel…

Todos estos elementos contribuyen a que el espectador experimente de cerca la “pasión de Franz”, donde no faltan ni la oración el huerto, ni la flagelación, ni la entrevista con Pilatos, ni la identificación con la voluntad de Dios, ni la muerte. Un paralelismo buscado, y expresado visual y discursivamente: luz, oscuridad, oraciones, consuelos, generosidades… Malick termina su obra con una oportuna cita de George Eliot: “…Si las cosas no nos van tal mal como podrían irnos a ti y a mí, se debe en parte al número de personas que han vivido fielmente una vida oculta y reposan en tumbas olvidadas”.

lunes, 10 de febrero de 2020

Nueva canción de ColaCao: Valores de siempre con música renovada

ColaCao celebra en estos días sus primeros 75 años de vida, y lo hace con una sorprendente novedad: su famosa canción (“Yo soy aquel negrito / del África Tropical…”) se ha adaptado a los nuevos tiempos y se ha vuelto más cercana e inclusiva.

El compositor, pianista y director musical Manu Guix ha sido el encargado de adaptar la letra y música y de dirigir al coro infantil y juvenil de Xamfrà, que pone voz a la nueva versión. Xamfrà es un centro de la Fundació l'ARC Música situado en el barrio del Raval de Barcelona y que vela por la integración social de pequeños y jóvenes a través de las artes escénicas y de la música.

La conocida “Canción del ColaCao”, compuesta por Aurelio Jordá, se escuchó por vez primera en la radio en 1955. Los directivos de la empresa, conscientes de que este medio había penetrado con fuerza en todos los hogares, apostaron por la publicidad musical. El éxito inicial de la melodía y su letra tan pegadiza se ganaron el favor del público, que la memorizó con entusiasmo. Poco después, en 1962, grabaron un spot para el cine que combinaba imagen real y dibujo animado; y el éxito se consolidó. Desde entonces no ha dejado de sonar en todos los medios de comunicación: radio, cine, televisión, internet. Aún hoy, continúa formando parte del imaginario musical de los españoles, y su letra la conocemos todos: grandes, medianos y pequeños.

Sin embargo, ahora llega una nueva letra que, inspirada en la anterior, actualiza los contenidos y la referencias al deporte. Antes parecía que solo los chicos hacían ejercicio físico; ahora hay claras referencias a la mujer. Y la interpretación por parte de chicos de El Raval indica también su deseo de colaborar en la integración social.

ColaCao es una marca tan querida porque se mantiene auténtica tras 75 años de recorrido. Hay cosas que no pueden cambiar, como la receta que se mantiene invariable desde su nacimiento, pero hay otras, como nuestra canción, que deben evolucionar para seguir siendo relevantes” explica Xavi Pons, consejero delegado de la marca.

Sin duda, es gratificante comprobar que los valores de una marca permanecen en el tiempo y siguen siendo válidos en la publicidad contemporánea. Sobre todo, en una marca tan ligada al entorno familiar como es ColaCao. ¡Enhorabuena por esta renovación de los valores de siempre!